Consejos para hacer una entrevista de trabajo

Para poder conseguir un puesto de trabajo, es muy habitual que tengamos que realizar entrevistas con el objetivo de demostrar en persona que estamos más capacitados que el resto de aspirantes a dicho puesto. En este sentido es muy importante saber algunos trucos que nos ayudarán a realizar la mejor entrevista de trabajo posible.

Consejos para hacer una entrevista de trabajo

Prepara tu entrevista de trabajo

Lo primero que debemos tener claro es que no podemos presentarnos a una entrevista de trabajo sin preparar todo de antemano.

Por esa razón es importante que nos preocupemos en conocer la empresa para la que vamos a trabajar además de las exigencias para el cargo que queremos ocupar.

Es esencial también preparar un curriculum y tener en cuenta que nos realizarán preguntas acerca del mismo, por lo que hay que ser sinceros y dedicados a la hora de rellenarlo.

Es muy probable que durante la entrevista de trabajo nos ataquen con los puntos débiles que podamos tener, por lo que deberemos analizarlo previamente y buscar una defensa hacia ellos.

La entrevista de trabajo

Recomendamos llegar al menos cinco minutos antes a la entrevista de trabajo, y por supuesto lo haremos bien afeitados y con ropa adecuada. Tampoco es recomendable ir acompañados de otra persona, ya que podemos dar la sensación de inseguridad.

Nos dirigiremos con toda la educación posible a los entrevistadores, y en ningún momento llevaremos gafas oscuras puestas. Evidentemente tampoco podremos fumar, no interrumpiremos en ningún momento, hablaremos de usted y, es esencial esperar a que nos ofrezcan asiento antes de sentarnos.

A la hora de contestar miraremos a los ojos pero sin intimidar, y si hay que saludar se hará con una sonrisa y un apretón de manos medio, es decir, no apretaremos en exceso pero tampoco dejaremos la mano suelta como si fuese un bacalao.

En el caso de que nos ofrezcan una bebida alcohólica, la rechazaremos, ya que puede tratarse de una prueba; si nos ofrecen cualquier otro tipo de bebida, podremos aceptar en la mayor parte de los casos.

A la vez, tenemos que tener una actitud normal, es decir, no podemos dar la sensación de que vamos a mendigar el trabajo ni tampoco de que somos la única persona en toda la faz de la tierra que lo merece.

Finalmente, en ningún momento criticaremos a otros compañeros o jefes que hayamos tenido en trabajos anteriores.

Con estos consejos, hay muchas posibilidades de conseguir el puesto.